Escritora del mes Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Escritora del Mes Cronopio 1 Comment

EL VALLE DE NADIE

Por Catalina Franco Restrepo*

LA PROPUESTA DE LA LIBERACIÓN

Recientemente Filadelfo visitaba cada mañana al Señor Roso, que había dejado de hablar. Lo último que le había dicho, con los ojos aguados y la voz entrecortada, pero con la mirada seria de un hombre que se avergüenza de parecer un niño, era que Josefa no cabía por la puerta de su casa, entonces que había decidido irse a vivir afuera, junto a la pared, para poder dedicar cada minuto del día a observar la vida al lado de ella. Entonces, ya en silencio, Filadelfo le ayudó a arrastrar la colchoneta enrollada a través de la puerta y la acomodaron afuera, mirando hacia el campo. Con dificultad, el Señor Roso se sentó, recostado en la pared de su casa, que ya constituía un hogar hacia el lado contrario, y le indicó a Josefa con la mirada que se echara junto a él, a lo que la vaca obedeció de inmediato.Continuar Leyendo

Escritor del mes Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Escritor del Mes Cronopio 0 Comments

JUGAREMOS A LA GUERRA

Por Andrés Vergara Aguirre*

Cuando llegaron al lugar indicado por el rastreador, pudo verlos camuflados entre los arbustos. Aunque permanecían callados, se veían tranquilos, confiados en que los centinelas darían la señal de alerta en el momento preciso. No tienen ni idea de que nos les metimos por donde menos se lo esperaban, pensó. Estaban reponiendo fuerzas, para continuar su marcha en la noche, cuando se movían con más libertad por aquellos corredores que conocían tan bien que podían andar por allí a oscuras como si fuera el mediodía.Continuar Leyendo

Sociedad Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Sociedad Cronopio 0 Comments

LA INVESTIGACIÓN BIOLÓGICA Y LA IMAGEN DE LA MUJER

Por H. C. F. Mansilla*

En 1967 apareció el bestseller «The Human Ape» (traducido como «El mono desnudo») del investigador británico Desmond Morris. En diversas ediciones se llegaron a vender diez millones de ejemplares de este libro, algo hasta hoy insólito en el mundo de la ciencia. Morris, catedrático distinguido en la universidad de Oxford, llegó a publicar cincuenta libros y pintar más de 1500 cuadros (financieramente tan exitosos como las obras escritas). Según él mismo declaró, estudió zoología a causa de su desilusión con el género humano. Entrevió en los animales una racionalidad más elevada y menos farisaica que entre los hombres.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

EL DIOS

Por Francisco León*

UNA COMPRA

El sol caía a pleno sobre el mercado San Pedro del Cusco, ex capital del más grande imperio que tuvo América del Sur: el Inca. El ruido de la febril actividad comercial, no deshecha ni siquiera por la conquista del Tawantinsuyo a mano de los hispanos, embotó mis sentidos poco acostumbrados a aquella orgía de impaciencias. Tras siete u ocho puestos coloridos, repletos de carnes, chullos, cuyes, ponchos, tambores, frutas deliciosas e inexplicables para alguien foráneo como yo, pude ver al Dios. Y no cualquiera, ni ninguna representación absurda. No.Continuar Leyendo

Vidas de artistos

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Todos, Vidas de Artistos 0 Comments

ESCRITO EN LA CAMA

Por Gustavo Arango*

Nadie sabe su nombre. Se estima que vivió entre el año 966 y una fecha imprecisa entre el 1017 y el 1025, durante lo que en Japón se llamó el periodo de Hei. El nombre con que el mundo ha venido a conocerla, Sei Shōnagon, se deriva de una distorsión de su apellido paterno y de un cargo, el de consejero menor, que ni su padre ni los dos esposos suyos de que se tiene noticia ostentaban.Continuar Leyendo

Cronopio Leído

Revista Cronopio Cronopio Leído, Edición 82 Cronopio 0 Comments

LA NIÑEZ DENTRO DE UNA BURGUESÍA QUE CAE

(O de como Natalia Ginzburg habla de granujas)

Por Memo Ánjel*

«Y que el mundo está echado a perder
por culpa de gente así, gente que
se lo toma todo al pie de la letra».
(Natalia Ginzburg. Nuestros ayeres.Tutti i nostri ieri).

LA BURGUESÍA

Para una escritora comunista como Natalia Ginzburg, la burguesía no es una idea o algo que se sale a ver sentados desde un café o caminando por la ciudad. Ver a los burgueses, con sus atavíos y maneras, suele ser un entretenimiento para muchos: pasa en París, en Buenos Aires. Los burgueses (cuando existían, claro que algunos persisten), tienen un estilo muy peculiar: viven vidas ajenas, han maquillado los orígenes y cuentan historias de lo que no fueron o imaginaron viajando, de gente que conocieron y no volverán a ver, y de lo que han comprado porque eso es calidad de vida o al menos ya lo tienen. Y esto de ser burgueses no es ni bueno ni malo, que cada cual, si puede, se hace la vida y la goza en pequeños espacios que sazona con sueños, asombros, poses, impertinencias, con ayeres y postales. Los burgueses (yo persisto en serlo), a diferencia de los yankees, se toman la vida por la parte que engorda y así, de una u otra manera, mueren satisfechos. Y hablo de los yankees como mal ejemplo, porque estos se la pasan acumulando y así ni se enteran de que están vivos. Mueren como si su fin fuera ser un sistema de tuberías por fuera, lo que en arquitectura se llama brutalismo.Continuar Leyendo

Cicatrices de Guerra Cronopio

Revista Cronopio Cicatrices de Guerra Cronopio, Edición 82 Cronopio 0 Comments

LA VIDA, A PESAR DE TODO

Por Universidad de la Amazonia.

El dolor es una condición irrenunciable de la realidad humana, pero hay situaciones trágicas que sencillamente no deberían ocurrir y ante las que muchas veces somos indiferentes. Con seguridad conocemos casos de personas que ante el mismo acto delictivo reaccionan de formas opuestas: unos se dedican a prolongar el mal con venganza (o a excusarse en ella para sus negocios ilícitos personales), otros prefieren cortar con la cadena de maldad y ser fieles a su conciencia y al bien.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

CAMUS Y DOSTOIEVSKI, LA METAMORFOSIS DE LOS ESCRITORES A TRAVÉS DEL NIHILISMO

Por Ramiro Urgilés Córdova*

Una de las influencias capitales en el pensamiento de Albert Camus, y muy en especial en el libro que hoy nos ocupa, es la obra del escritor ruso Fiodor Dostoievski, cumbre de la novela rusa junto a Turgenev y Tolstoi, por el que Camus sentía especial predilección, hasta el punto de adaptar al teatro su novela Los endemoniados, novela que por otra parte será una de las fuentes primordiales del Mito de Sísifo, y que en el capítulo que nosotros analizaremos, el titulado «Kirilov», es el centro de interés.Continuar Leyendo

Cine de cartelera Cronopio

Revista Cronopio Cine de Cartelera Cronopio, Edición 82 Cronopio 0 Comments

ANOTACIONES DE UNA HISTORIA PANORÁMICA

Por Oswaldo Osorio*

Esta es una historia del cine nacional [1] que se ha escrito teniendo en cuenta unas continuidades y contenidos del discurso historiográfico sobre la base de unos autores y la visibilidad de unas obras canónicas. Este texto ha complementado ese discurso apelando a los conceptos de «película tipo», «resonancias» y «series», así como a la metodología del microanálisis fílmico y de la historia sociocultural. Por eso fue posible crear reflexiones y relaciones a partir de las cuales se pudieran conectar, por ejemplo, las películas de Los Tolimenses, Gustavo Nieto Roa y Dago García, o rastrear el uso del melodrama en los relatos de la cinematografía nacional, desde la primera adaptación de María (la de Máximo Calvo Olmedo y Alfredo del Diestro, 1922) hasta la última cinta del mismo Nieto Roa (Estrella quiero ser, 2014), así como establecer sus conexiones con el tópico recurrente del dinero fácil o con los esquemas del lenguaje televisivo aplicados al cine.Continuar Leyendo

Cronópiolis Cronopio

Revista Cronopio Cronópiolis Cronopio, Edición 82 Cronopio 0 Comments

«PROSA DE O GRANDE CINEASTA» DE FRANCISCO DOS SANTOS O VIAJE AL CENTRO DEL CAOS

Por José Cardona-López*

I

Prosa de o Grande cineasta es una obra delirante, escrita con las tintas del absurdo y el surrealismo. Es un texto en el que el lector cae en un vértigo de imágenes como inconexas, disparatadas, descolocadas y de gran humor. La única guía posible para moverse en esta lectura es seguir detrás del caos de algo que se construye mientras se desmorona, saber aceptar de entrada que «o centro desse libreto, por mais que o escoremos, continua na iminência de desmoronamento…………… O leitor está avisado, está por sua conta ……………………………….. F. dos S». (lámina 2).Continuar Leyendo

Kronopeas

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Kronopeas, Todos 0 Comments

EL ARTE DEL CARIBE EN CUESTIÓN: ENTREVISTA ANTONIO HIGINIO CARO ROMERO

Por Leo Castillo*

El maestro Antonio Iginio Caro Romero forma parte de la historia de las artes plásticas en Barranquilla con presencia regional, nacional y muestras internacionales desde los días en que el grupo El Sindicato, en el que militaron Efraín Arrieta, Alberto Del Castillo, Aníbal Tobón, Ramiro Gómez y Carlos Restrepo obtuvo para esta ciudad el premio del Salón Nacional. Fue director de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico, catedrático desde 1974, profesor adjunto hasta 1990 y tiempo completo hasta 1999. Premio III Salón Regional 1980 y 1997, el maestro se ha mantenido como un animal plástico agazapado en su cueva, observando sin embargo el panorama del arte regional. Nos recibió una mañana, ya con unas cuantas cervezas bien despachadas, en su puesto de combate, una tienda del centro de la ciudad de la que es habitual, para conversar acerca de su trabajo y de su visión del arte en Barranquilla.Continuar Leyendo

Acronopismos y otras delicatensen Cronopio

Revista Cronopio Acronopismos y otras delicatesen Cronopio, Edición 82 Cronopio 0 Comments

PARÁBOLAS, PARADOJAS Y GARABATOS DE LA PALABRA POÉTICA

Por Manuel Cortés Castaneda*

Que… ¿por qué escribo?

Escribir es algo que no se puede entender ni explicar del todo, y casi nada, al menos en mi caso. Como cuando estamos enamorados, o encaprichados, o encabronados… todo lo que nos sucede, aunque nos sucede y lo disfrutamos y lo sufrimos y hasta lo escribimos, nunca está, del todo, al alcance de nuestras manos. No es el caso explicar ahora con pelos y uñas esta asimilación traída de los cabellos. Son tantas las similitudes y oposiciones y búsquedas «desesperadas» para intentar explicar tal necesidad u obsesión, que un texto no sería suficiente para deshacer el nudo y, especialmente, porque el nudo, en este caso, no se puede deshacer. Una vez hemos encontrado la punta de la madeja se nos vuelve a enredar, o nos enredamos nosotros mismos. Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

ENTRE ¡PÚCHICA! Y NADA. ELSSIE CANO, «IDROVUS».

Por John Jaime Estrada González*

«El tiempo era único y su transcurrir
una trampa de la muerte».
(IDROVUS, p. 248.)

Es difícil encontrar a Guayaquitos (¿alguna referencia a la mitología indígena?), «un anillo imaginario lo sostiene en la mismísima mitad del mundo» (IDROVUS, p. 12) [1]. Por allí pasaron una vez los geodésicos que llenaron el mundo de líneas imaginarias y con ellas delimitaron imperios y colonias; fermentos de aquella arbitrariedad, son las incesantes matanzas étnicas y nacionalistas que conocemos. Ellos trazaron la línea equinoccial que le dio el nombre a Ecuador, allí estaba Guayaquitos: «Al igual que esa supuesta línea, este pueblo nuestro también es un engaño, existe en la superchería, por las fechorías del padre de la patria, las ladroneadas del hijo y el espíritu del angurriento de turno» (p. 37). IDROVUS cataliza «la historia», para la cual hay propositores que enfrentan el mundo atemporal del universo, esquivo a medición alguna. En efecto, la novela está inmersa en esa visión abisal. Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

«EL ENTENADO»: MITO Y ETERNIDAD A TRAVÉS DE LA ESCRITURA

Por Diana Ramírez*

«Si para cualquier hombre el propio pasado es incierto
y difícil de situar en un punto preciso del tiempo
y del espacio, para mí, que vengo de la nada,
su realidad es mucho más problemática».
(Juan José Saer)

La novela de Juan José Saer, El entenado es la crónica del viaje de un anónimo grumete quien por azar visita el mundo de los colastiné, unos indios caníbales que le permiten sobrevivir dentro de su tribu durante diez años. Es una narración que atañe a las observaciones del grumete sobre la vida, costumbres y el lenguaje de esos indios.Continuar Leyendo

Cronopio Reflexión

Revista Cronopio Cronopio Reflexión, Edición 82 Cronopio 0 Comments

EL ATRACTIVO DEL AYER: A PROPÓSITO DE BERTA ISLA, DE JAVIER MARÍAS

Por María del Rocío Vallejo Alegre*

«Cuando se puede pensar en el ayer sin pena
y en el mañana sin miedo,
se está cerca de la alegría»
(Autor desconocido)

Berta Isla, un libro moderno de la narrativa hispánica donde se analiza la vida de un espía inglés, pero desde una perspectiva muy diferente a la que conocemos del famoso agente James Bond. El énfasis está en Berta, la protagonista de la obra, que permanecerá siempre en España. Mientras que su marido, Tomás, se estará jugando la vida entre España, Londres y destinos desconocidos. Es un libro donde las aventuras, el misterio y los secretos te mantendrán intrigado. Serán los secretos —como el propio Javier Marías nos apunta citando a Dickens— «Cada corazón palpitante es un secreto para el corazón más próximo, el que dormita y late a su lado» al final de su obra, los que me permitieron comprender el atractivo del ayer.Continuar Leyendo

Sociedad Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Sociedad Cronopio 0 Comments

LA REINVENCIÓN DEL MUSEO: UNA MEDIACIÓN DESDE LA CULTUROLOGÍA

Por Brahiman Saganogo*

Este texto versa tanto sobre la culturología [1] como sobre museología [2] como sobre la culturología. En efecto, frente a las realidades sociales, el museo más que un lugar de investigación reservada a una élite cultivada, se afirma cada vez más como espacio donde se teje vínculo social y aun, como animador y catalizador de la educación estética y de la cultura artística, al hacer accesible a todos sus colecciones y al implementar para el público acciones educativas y de divulgación como políticas de proximidad.Continuar Leyendo

El Salto Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, El salto Cronopio 1 Comment

LAS AVENTURAS DE HARRIS

Por Julián Silva Puentes*

Hay libros que nos acompañan a donde quiera que vayamos sin importar lo mucho que hayamos cambiado. Las aventuras de Harris es uno de esos libros y el primero sin viñetas que leí de principio a fin. La trama gira en torno a Harris, un joven inglés cuyos padres están hartos de verlo pasar sus días jugando a las cartas y bebiendo en los bares de putas en Piccadilly street: «¡O te vas a América a trabajar en el rancho de tu tío, o te quedas en Londres y te conviertes en abogado!», le dijo su padre a Harris en un intento de enderezar su vida de fiestas y excesos. Harris no lo pensó dos veces teniendo en cuenta su aversión por los estudios y el trabajo formal, y pensando que se convertiría en una especie de Billy the kid o Wyat Earp con alguna hermosa mujer de cabellos rojos esperándolo al final del camino, se decidió por la aventura rumbo a lo desconocido y marchó sin mirar atrás.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

LA CLARINETISTA

Por Juan José Palacio Ríos*

«El amor, según he oído decir,
unas veces vuela y otras anda;
con éste corre y con aquel va despacio;
a unos entibia y a otros abrasa;
a unos hiere y a otros mata»
(Miguel de Cervantes)

Ella tan lejana, tan ajena, tan absorta, tan minúsculamente mía, ella está a diez filas y media tarima de distancia; el clarinete soprano, que la ata al súbito rayo de inspiración, contando tres sillas a mi derecha desde la frontera con las flautas, me obliga a serpentear en el asiento y de esa manera todos comienzan a bailar en un mesmo encantamento. Me gusta observarla con su piel de satín revestida de negro, atuendo usual de la banda departamental. Mi observar es obsesivo, dentro de mí es una galería, una procesión, una mujer con los labios pintados, los ojos pintados, los senos pintados en mi cabeza.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

ASFIXIA

Por Natalia Barriga Gómez*

Era jueves y el reloj marcaba las 2:00 am. María despertó, como de un golpe. Tenía los ojos muy abiertos por culpa de un fuerte ronquido que venía del cuerpo que también ocupaba su cama desde hace 23 años: un bulto gordo hecho cobijas que subían y bajaban con su respiración, un bulto que amenazaba acabar con el escaso oxígeno de la habitación. Arrinconada en el pobre espacio que ocupaba su cuerpo delgado, se preguntaba qué hacía todavía allí, con él.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

PSICOANÁLISIS DE UNA HISTORIADORA

Por Francisco Martínez Hoyos*

Lo más importante es lo que no se dice. La catedrática Mercedes Vilanova (1936) lo sabe bien. Son muchos años practicando la historia oral, entrevistando a todo tipo de gente. Hasta que llegó el momento en que quiso aplicar a sí misma su enorme bagaje de conocimientos teóricos y metodológicos. Sus dos últimos libros son, en cierto modo, una gran auto-entrevista en la que no busca el conocimiento por el conocimiento. El suyo es un objetivo más ambicioso, incluso temerario. Cree en el poder terapéutico de las palabras, en la capacidad para sanar heridas convocando a los fantasmas, no siempre amables, del pasado. Si en La palabra y el poder (Carena, 2016), utilizaba el formato de la autobiografía, en El mago y la reina (Carena, 2018), realiza su primera y atrevida incursión en el mundo de la novela.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

EL REGRESO AL RECUERDO EN «ROSTRO EN LA SOLEDAD» DE HÉCTOR ROJAS HERAZO

Por Diana Marcela Villamizar Abril*

Héctor Rojas Herazo (1920-2002) nace en el municipio de Tolú, Sucre, y deja, sin duda, un amplio legado artístico en la cultura colombiana. No solo es un brillante poeta perteneciente al prestigioso Grupo de Barranquilla, donde comparte tertulias literarias con el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez (1927-2014), entre otros renombrados escritores colombianos, sino que es también un pintor impecable. Asimismo, se desempeña como novelista y periodista. Es decir, un artista íntegro y vehemente, digno de destacarse entre los intelectuales colombianos más importantes del siglo XX. En cuanto a su obra poética, este escritor del Caribe retorna con frecuencia a aquellos recuerdos que alberga su memoria. Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

LA MUERTE DEL PRINCIPITO

Por Alejandro Castillejo Cuéllar*

Para Sara, Felipe
y Antoine, in absentia.

Lo conocí en una ocasión, en una vía frente al océano, de camino a Dakar.

Recuerdo mucho los parajes y los habitantes de aquel lugar: el beduino caminante de morados profundos que emergía de la nada como un fantasma en medio de la carretera, la arena finísima que se colaba por los zapatos, la sensación honda de estar allá, en un lugar que no lograba entender pero que sentía cerca. Iba para el sitio donde los esclavos habían sido embarcados, un pequeño islote frente a las costas de la ciudad. Era otro viaje más a uno de esos lugares donde la humanidad había demostrado su creatividad para la crueldad.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

LA PATERNIDAD DE ANDRÉS EN «SIN RUMBO» DE EUGENIO CAMBACERES

Por Clary Loisel*

Al principio de la novela «Sin rumbo», Andrés piensa que ha visto el mundo y que no ha derivado ningún placer de ello. Pasa su tiempo leyendo a Schopenhauer y concluye que ha sido «¡chingado, miserablemente chingado!» Sin rumbo se concentra en la interacción de Andrés con tres mujeres en su esfuerzo de encontrar el amor y el placer. Viola y deja embarazada a Donata, una hija de uno de sus criados. Su relación es puramente sexual, y aun cuando ella anuncia que está embarazada, él no hace ningún esfuerzo para expresar alegría o para cambiar su hábito anual de vivir en Buenos Aires durante el invierno.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

EVOLUCIÓN Y OTROS POEMAS

Por Alejandro Pérez*

Con cada año que pasa, me gusta menos el pastel y más la fruta. Me gusta menos lo artificial y más lo natural. Ya no me atraen las mujeres que caminan con tacones y postura perfecta, que llevan siempre vestidos elegantes y el pelo resplandeciente. Ahora aprecio a las mujeres que caminan por la calle despeinadas, en piyama y en chancletas, que tienen pinta de recién haberse levantado.Continuar Leyendo

Sociedad Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Sociedad Cronopio 0 Comments

LOS GUARDIANES DE LAS ALMAS INMORTALES

Por Alejandro Bañol Betancur*

Desde la antigüedad ha sido una constante para el ser humano lograr la trascendencia de sí mismo: sus obras, monumentos, pedestales, entre otros. Y lo más importante, su espíritu o alma. Algunas religiones antiguas y modernas, alientan ese pensamiento trascendental. Hoy, gracias a la arqueología, se encuentran tumbas en China, Egipto y Mesoamérica que dan cuenta precisamente de cómo lograr por medio de múltiples ritos, construcciones y mausoleos, el paso de la vida terrena, a otro tipo de vida, donde los resucitados podrán contar con sus ejércitos, esclavos y riquezas, para continuar viviendo igual o mejor que en su anterior vida.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

CLARICE LISPECTOR Y EL CUENTO : EL NO–ESTILO DEL MUNDO INTERIOR

Por Fernando Chelle*

Clarice Lispector fue una escritora brasileña de origen judío nacida en Ucrania. Una de las narradoras más importantes del siglo XX en su país y en su lengua. Este artículo recorre su biografía, su obra, su cuentística, su estilo y analiza literariamente uno de sus cuentos más representativos: Felicidad Clandestina.

I

Continuando con mi viaje literario por el cuento latinoamericano, le ha llegado el turno a Brasil. Este país no presenta las facilidades de Colombia a la hora de elegir un cuentista representativo. Son muchos los autores que podrían haber sido elegidos, pienso en Joaquim Machado de Assis, João Guimarães Rosa, Carlos Drummond de Andrade o el propio Jorge Amado, por nombrar solo algunos de los más representativos de este inmenso territorio. Al final, he decidido trabajar con un cuento de la gran escritora brasileña nacida en Ucrania, Clarice Lispector (Chechelnik, Ucrania, 10 de diciembre de 1920 – Río de Janeiro, Brasil, 9 de diciembre de 1977). Elegí para comentar en el presente artículo, el cuento titulado Felicidad clandestina, relato con que se abre el libro homónimo, publicado en la ciudad de Río de Janeiro en el año 1971.

LA AUTORA

Clarice Lispector, quien nació con el nombre de Chaiuya Pinkhasovna Lispector el 10 de diciembre de 1920, en Chechelnik, Ucrania, fue una escritora de origen judío. Llegó a Brasil, a la ciudad de Recife, con pocos meses de edad, luego que sus padres emigraron de Ucrania. Cuando la niña contaba con apenas diez años, fallece su mamá. Su veta como escritora se dejó ver muy temprano en su vida. Comenzó enviando relatos al Diario de Pernambuco, pero se los rechazaron con la excusa de que eran una mera expresión de sensaciones y carecían de acción narrativa. Esta característica tan temprana de alguna manera siguió estando presente en su carrera literaria y es una de las particularidades principales de su narrativa. A los catorce años, se traslada junto a su familia a la ciudad de Río de Janeiro, donde estudia la carrera de Derecho y comienza a colaborar en algunas revistas y periódicos. En el año 1943, publica la novela Cerca del corazón salvaje, con la que obtiene el primer reconocimiento de su carrera, el premio Fundación Graça Aranha, al mejor libro del año. En ese mismo año se casa con un compañero de la universidad, el diplomático Maury Gurgel Valente, con quien vive en diferentes países (Italia, Inglaterra, Francia y finalmente Suiza, donde nace su primer hijo, Paulo). En 1946 publica su segunda novela, O lustre. Clarice, quien tiene una correspondencia casi cotidiana con el escritor Fernando Sabino, se siente infeliz en el extranjero y siente nostalgia de Brasil. Regresa a Río de Janeiro recién en el año 1949, donde retoma la actividad periodística firmando con el seudónimo de Tereza Quadros. El destino quiso que en el año 1952 tuviera que abandonar nuevamente Brasil y trasladarse a vivir, junto a su marido, a Estados Unidos, donde al año siguiente nació Pedro, su segundo hijo. Allí vivió siete años y cultivó gran amistad con el también escritor brasileño Érico Veríssimo. Nunca abandonó las publicaciones en medios brasileños, ni las correspondencias con autores como Otto Lara Resende. El reconocimiento literario comenzó a llegarle en el año 1954, con la traducción al francés de Cerca del corazón salvaje, este libro se publicó con una portada del pintor Henri Matisse.

En el año de 1959 se separa de su marido y regresa a Río de Janeiro, donde comienza una etapa productiva y exitosa. En 1960, publica con gran éxito Lazos de familia, su segundo libro de cuentos. De 1961 es la novela La manzana en la oscuridad y de 1963, la novela que se considera su obra maestra, La pasión según G.H.

En el mes de septiembre del año 1966 la escritora es rescatada de en medio de las llamas, cuando su dormitorio se incendió. Clarice se quedó dormida con un cigarrillo encendido y esto produjo el fuego. Pasó algunos meses en un hospital recuperándose de las quemaduras, pero le quedaron secuelas que la acompañarían hasta su muerte. Su cuerpo y también su obra van a quedar marcados por este hecho trágico. En el mes de diciembre de 1977, víctima de un cáncer de ovarios, muere en la ciudad de Río de Janeiro, a los 56 años, pocos meses después de la publicación de su última novela: La hora de la estrella.

LOS CUENTOS

El primer libro de cuentos publicado por Clarice Lispector es una recopilación de seis relatos, donde se pueden apreciar las características por las que fue rechazada en su niñez por el Diario de Pernambuco. Son relatos donde la acción parece quedar de lado y donde se privilegian las sensaciones de los personajes. El libro fue publicado en el año 1952 y se titula: Algunos cuentos.

Como se dijo en el apartado anterior, en el año 1960 publica con gran éxito Lazos de familia, su segundo libro de cuentos. Aquí la autora se centra fundamentalmente en la vida familiar y su individualidad compleja. Su gran amigo en la etapa norteamericana, el escritor brasileño Érico Veríssimo, dijo que este libro es «la mejor colección de relatos desde Machado de Assís». El siguiente libro de cuentos presenta trece relatos de temáticas variadas y fue publicado en el año 1964, bajo el título: La Legión Extranjera. El siguiente libro de cuentos publicado es de 1971, se titula Felicidad clandestina. Es un libro intimista, una de las obras más conocidas de Clarice. El cuento homónimo, con que se abre la obra, texto que analizaré en la segunda parte de este artículo, también es uno de los más representativos de la autora, por esta razón es que lo elegí.

En 1974 Clarice Lispector va a publicar, quizá, sus dos libros de cuentos más controvertidos: El vía crucis del cuerpo y ¿Dónde estuviste anoche?, donde se presentan fundamentalmente relatos de tono erótico y sexual. Finalmente, la obra cuentística de Clarice Lispector se va a completar con el libro titulado La bella y la bestia, una obra que recoge relatos de sus primeros y últimos años y que fue publicada por su hijo en el año 1979.

CARACTERÍSTICAS NARRATIVAS

Clarice Lispector alguna vez definió su estilo como un no-estilo. Fue una autora que siempre le dio más importancia al flujo de la conciencia de los personajes, a lo íntimo y psicológico, que a las acciones narrativas. Esto hizo que algunos críticos compararan su escritura con la de autores como Virginia Woolf o James Joyce. Sus cuentos nos muestran el interior de los personajes, los procesos mentales, las vivencias personales. Siempre, en sus historias, lo que sienten los personajes frente a los acontecimientos es más importante que los propios acontecimientos. La vida íntima, compuesta por miedos, secretos, deseos, es lo que interesa, los hechos van a importar solamente por lo que logran despertar en los personajes. Dentro de sus relatos encontramos distintos tonos, algunos son eróticos, otros tristes o divertidos, pero siempre transcurren en medio de atmosferas cotidianas, allí es donde vemos las impresiones y sensaciones. Son historias que por lo general transcurren en espacios domésticos, donde se encuentran los acontecimientos familiares, es allí donde los personajes, fundamentalmente mujeres, proyectan lo que tienen en su interior, donde experimentan las emociones. Ese interés por describir las sensaciones, la vida íntima, los anhelos, se ve claramente en Felicidad clandestina, el cuento elegido para el análisis. Es un relato que muestra de forma magistral la mirada infantil, los pensamientos, sentimientos y sensaciones de una niña. Un cuento que repara en la crueldad y el dolor, pero también en la alegría y la pasión.

 

II

 

«Una mirada de mujer, quizá también una escritura de mujer. Clarice Lispector hincó en el mundo su mirada de mujer inteligente, capaz de captar las mínimas sensaciones, los mínimos detalles y de saber que nada, por pequeño o banal que parezca, carece de importancia. El mundo de lo cotidiano, de lo sin historia, que ha sido durante siglos el mundo de la mujer, puede proporcionar innumerables sorpresas, basta con saber mirar y entender esos signos de una realidad subyacente».

(Elena Losada Soler)

 

Analizaré literariamente el cuento titulado Felicidad clandestina, relato con que se abre el libro homónimo, publicado en la ciudad de Río de Janeiro en el año 1971.

El tema central del cuento gira en torno a la maldad, el sufrimiento moral y la humillación que soporta una niña por parte de una compañera de colegio. La antagonista del relato, una niña gorda, baja, pecosa y de busto enorme, llevada por la envidia, no solo a la protagonista, sino a todas las otras niñas del colegio, emprende una especie de venganza sádica, mezquina y perversa, gracias a la posesión de un libro ansiado por la protagonista. Esta, a su vez, soporta la humillación y gracias a la constancia y la mediación de la madre de la antagonista, termina venciendo y tomando posesión del ansiado libro.

La estructura del cuento se inscribe dentro de lo que se podría denominar una forma clásica, a saber, comienzo, nudo y desenlace. En un primer momento, la narración se centra en la presentación de los dos personajes principales del cuento, en primer lugar la niña antagonista y luego la protagonista y narradora del relato. También en este primer momento, se adelanta lo que va a ser el centro de interés del segundo momento; el préstamo de libros y el sadismo que se va a ejercer a partir del deseo de la niña de disfrutar de un libro en particular. El segundo momento, el más extenso, se centra en lo que ella llama la «tortura china», consistente en la búsqueda reiterada del ofrecido préstamo de la obra Las travesuras de Naricita, de Monteiro Lobato. La irrupción de la mamá de la dueña del libro en el relato y su actitud frente a la situación que se estaba viviendo, dará lugar al tercer momento y al desenlace de la acción. El momento final, se centrará en las experiencias vividas por parte de la protagonista, a partir de la posesión de la tan ansiada obra.

UNA MIRADA AL ARGUMENTO Y ALGUNOS COMENTARIOS

 

Es un cuento en el que se percibe un fuerte componente autobiográfico. Si bien es cierto que la ficción literaria goza de todas las libertades que los autores quieran darle, no hay duda que esa niña mona, delgada y alta es la propia Clarice Lispector cuando vivió en la ciudad de Recife. Este es un relato que muestra la infancia como una etapa de exploración y descubrimiento, de preparación para la vida. Refiere, por un lado, a la esperanza de la protagonista por obtener el libro, y por otro lado, a la envidia de la niña antagonista, quien humilla y mortifica a su compañera por el simple hecho de considerarla más bella. El comportamiento envidioso y perverso de la antagonista, hace que emprenda una especie de venganza contra ella, como representante de esas niñas estilizadas y bonitas tan diferentes a ella misma:

«Ella era gorda, baja, pecosa y de pelo excesivamente crespo, medio amarillento. Tenía un busto enorme, mientras que todas nosotras todavía éramos chatas (…) Pero qué talento tenía para la crueldad. Mientras haciendo barullo chupaba caramelos, toda ella era pura venganza. Cómo nos debía odiar esa niña a nosotras, que éramos imperdonablemente monas, altas, de cabello libre».

La antagonista hija del librero, tiene a su favor el poseer un libro deseado por la narradora, quizá la propia Clarice, Las travesuras de Naricita de Monteiro Lobato, una obra clásica de la literatura infantil brasileña. Con la promesa de prestar el libro, ejercerá toda su maldad, mezquindad y sadismo con la única finalidad de generar humillación y sufrimiento moral. Comienza por decirle que pase por su casa que le prestará el libro, pero pasan días y días y siempre hay una excusa diferente para que el préstamo no se concrete. La perversidad de la hija del librero, radica en el goce que experimenta al humillar y mortificar a la otra niña.

«El plan secreto de la hija del dueño de la librería era sereno y diabólico (…) Y así seguimos. ¿Cuánto tiempo? Yo iba a su casa todos los días, sin faltar ni uno».

Vemos como la protagonista, si bien es consciente de la tortura a la cual la están sometiendo, termina yendo con cierto entusiasmo en busca del libro una y otra vez, aunque lo único que recibe son respuestas negativas. El amor a la lectura la hace soportar la humillación, pero al final las circunstancias dan un giro positivo y se ve beneficiada. Un día, la madre de la niña antagonista, que ha visto reiteradamente la presencia de la otra en la puerta de su casa, después de pedir explicaciones, toma consciencia del juego perverso que estaba llevando adelante su hija. Para castigarla, y a la vez premiar a la otra, le entrega el libro, para que lo tenga todo el tiempo que quiera.

«“El tiempo que quieras” es todo lo que una persona, grande o pequeña, puede tener la osadía de querer».

Esto es algo espléndido para la víctima del chantaje, significa que no hay restricciones ni limitaciones de ningún tipo. Sin embargo, a diferencia de lo que todos seguramente pensábamos que la niña iba a hacer, ponerse a leer de inmediato la obra, ella decide postergar la lectura y disfrutar simplemente de la posesión del libro como objeto. Prefiere jugar con las emociones que le despierta un manejo dilatado de la lectura, no tiene apuro, el libro lo tendrá todo el tiempo que quiera. El relato finaliza sin que la protagonista haya leído la obra, la lectura se transforma para ella en un placer secreto, en una felicidad clandestina. Por otra parte, este cuento, que muestra la infancia como una etapa de exploración y descubrimiento, de preparación para la vida, termina con un párrafo que muestra una especie de superación de la niñez, un tránsito hacia la madurez sexual de la niña protagonista:

«A veces me sentaba en la hamaca para balancearme con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en un éxtasis purísimo. No era más una niña con un libro: era una mujer con su amante».

* * *

Este artículo forma parte del libro «El cuento latinoamericano en el siglo XX» (Colombia, 2016)

___________

* Fernando Andrés Chelle Pujolar (Mercedes, Uruguay 1976) es profesor de literatura en Uruguay (en los departamentos de Soriano, Montevideo y Canelones). En el año 2011 se radica en Colombia, en el Departamento Norte de Santander, en la ciudad de Cúcuta, donde se ha desempeñado como Profesor de Lengua Castellana en el Colegio Sagrados Corazones, como corrector de estilo en la Universidad Francisco de Paula Santander y como docente universitario al frente de la Cátedra de la asignatura Competencias Comunicativas de la Universidad Simón Bolívar Extensión Cúcuta. Fernando Chelle es poeta, ensayista, corrector de estilo y crítico literario. Autor de los libros, Poesía de los pájaros pintados (Colombia 2013) y Curso general de lectoescritura y corrección de estilo, guía para formular escritos correctos (Colombia 2014). Ha sido corrector de estilo de las revistas, Respuestas (Universidad Francisco de Paula Santander, Norte de Santander, Colombia) y Fronteras del saber (Universidad Simón Bolívar Extensión Cúcuta) como también Director de Contenido y Redacción del Periódico El Libertador (Universidad Simón Bolívar Extensión Cúcuta). Sus ensayos y críticas literarias se han publicado en diversas revistas, periódicos y portales literarios de diferentes países.

Blog: http://palabraescritafernandochelle.blogspot.com.co

 

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Libreta Cronopio 0 Comments

LA MORAL, LO INSÓLITO Y LAS CONSECUENCIAS DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA EN «EL REINO DE ESTE MUNDO» Y «EL SIGLO DE LAS LUCES», DE ALEJO CARPENTIER

Por Elton Emanuel Brito Cavalcante*

Alejo Carpentier nació el 26 de diciembre de 1904 en Suiza, pero pasó su primera infancia en La Habana. En 1927, se fue a vivir a París. A lo mejor sea este el momento en el que tuvo contacto con las vanguardias literarias europeas. Aunque jamás hubiera estado al frente de ellas, es innegable que influyeron en gran medida en su obra. Sin embargo, Carpentier no las aceptó sin cambiarlas, puesto que las limpió de las exageraciones. Él pronto supo que las vanguardias eran fruto de una Europa polarizada política y culturalmente: de un lado un grupo conservador de las tradiciones religiosas y económicas; del otro, los reformadores y revolucionarios socialistas, contrarios a la mentalidad burguesa. Es en este tramo que se encuentran las principales corrientes filosóficas que iban a influenciar todo el arte del siglo pasado.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

TENEMOS QUE HABLAR

Por Ramiro Restrepo U.*

Nos conocimos en un baile que ofrecía la acción comunal del barrio. Una de esas reuniones en que te sientes perdido, en que no conoces a nadie y estás como congelado de timidez. Todo saludo es una risa hipócrita, porque no conoces a nadie. Pero la vi a ella, la Pasionaria, la reina del barrio, la diosa sin coronar.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

EFRAÍN BUSTAMANTE RÍOS: LA VIDA ÉTICA DE UN AMANTE DE LAS LETRAS

Por Alexis García Ahumada*

Nacido un 4 de abril de 1930, muere el 11 de septiembre de 2017 el escritor colombiano Efraín Bustamante Ríos en la ciudad de Reikiavik, Islandia. De origen huilense, se radicó en su adolescencia, siguiendo un impulso, en Medellín donde hizo su vida de hombre hasta que decidió viajar a Islandia y pasar el resto de sus días allí. Hombre apasionado, enérgico y decidido, fundó revistas, editoriales y librerías, con unas y otras sufrió, con unas y otras fracasó. Dos pasiones lo marcaron de manera inexorable, las letras y las mujeres. No pasó un día desde que aprendiera a leer sin que leyera, desde que aprendiera a escribir sin que escribiera, y desde que recibiera su primer beso sin que pasara un día bajo las faldas de una mujer o buscándolas. La mayor parte de su vida gozó de una fuerte salud y de una energía que se desbordaba y por la cual se mantenía siempre activo: poeta, cuentista, traductor y ensayista. La mayor parte de su obra se perdió siendo enviada a editoriales o en accidentes y vicisitudes que nunca faltaron en su haber.Continuar Leyendo

Literatura Cronopio

Revista Cronopio Edición 82 Cronopio, Literatura Cronopio 0 Comments

RELATO NÚMERO 4

Por Juan Carlos Giraldo Arévalo*

De esos sueños rarísimos a los que una persona se enfrenta. Cierto es que uno sabe cuándo sueña y cuando no, pero, ¿uno sabe si los sueños nos dicen algo, o es mera casualidad por ejemplo que uno sueñe con animales que hablan? Ha sido el primer —y espero que sea el último— sueño en donde los personajes no mudan. Al comienzo de mis sueños siempre aparezco solo, asimismo aparezco dirigiéndome hacia a algo o alguien, esta vez era hacia una selva (no es superfluo aclarar que lo que sueño siempre es en blanco y negro, estilo televisión antigua) la panorámica tenía, de derecha a izquierda, un terreno de sucesión primaria, un bosque virgen, y por último un lugar inhóspito donde al parecer el bosque fue talado. Continuar Leyendo